Y tú, ¿qué sabes sobre el Black Friday?

Y tú, ¿qué sabes sobre el Black Friday?

Hace relativamente poco que el Black Friday (Viernes Negro) se ha incorporado a nuestros calendarios de rebajas. Este día es para mucha gente el “disparo de salida” para las compras de Navidad, aprovechando algunos de los mejores descuentos del año en una gran variedad de productos.

Para conocer más sobre esta fecha que cada vez va haciéndose más popular, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el Black Friday?

Es una fecha en la que multitud de comercios locales e internacionales hacen descuentos importantes y promociones excepcionales en la mayoría de sus productos y servicios.

¿Cuándo es?

Este año tendrá lugar el viernes 24 de noviembre.

Anualmente, el Viernes Negro es el día siguiente del día de Acción de Gracias (día festivo en Estados Unidos), que se celebra cada año el cuarto jueves del mes de noviembre. Las ofertas comienzan a media noche y continúan hasta el lunes, bautizado como Cyber Monday (Ciber Lunes), porque las ofertas de este día son principalmente en equipo electrónico, electrodomésticos y tecnología, aunque también lo aprovechan muchas marcas y tiendas para hacer ofertas exclusivas para las compras hechas online.

Además de esto, desde 2011, cuando la cadena de supermercados Walmart decidió abrir sus tiendas el jueves de Acción de Gracias por la noche, muchos comercios inician los descuentos desde este día, que ya se ha bautizado como Gray Thursday (Jueves Gris).

¿Cuál es su origen y por qué se llama así?

Esta costumbre proviene de Estados Unidos, donde originalmente el término Viernes Negro se utilizó para hablar de la crisis de la Bolsa de Valores estadounidense del 24 de septiembre de 1869, que fue ocasionada cuando Jay Gould y James Fisk intentaron tomar el mercado del oro en la Bolsa de Valores de Nueva York. En general, se le llamaba día “negro” a las jornadas bursátiles que habían ocasionado grandes pérdidas y caos en la economía estadounidense.

En la década de los 60, los policías de Filadelfia comenzaron a llamarle así al viernes que estaba entre Acción de Gracias (jueves) y el Army-Navy Game (que se jugaba cada año el sábado siguiente). Este partido entre los equipos de las academias Naval y la de la Armada, es uno de los grandes clásicos del fútbol americano y se juega en Filadelfia por estar justo a la mitad entre las sedes de los dos equipos. Así, grandes multitudes abarrotaban la ciudad el viernes para conseguir alojamiento y salir de fiesta el día antes del partido.  Este hecho, sumado a que ese era el día que iniciaba oficialmente la época de compras navideñas (y que los comercios locales aprovechaban para atraer más público), provocaba un gran caos vial, además de accidentes, peleas y hasta atracos.  Incluso la ciudad estaba más llena de humo por toda la contaminación que provocaban los vehículos. De allí que la policía bautizara así a ese viernes, nombre que fue popularizándose hasta utilizarse en todo Estados Unidos.

Recientemente se le llama también así porque es este día en el cual los comerciantes finalmente logran que los números de su contabilidad pasen de “rojo” (pérdidas) a “negro” (ganancias) como consecuencia de las grandes ventas generadas por las ofertas.

¿Demasiado bueno para ser cierto?

Si bien estas fechas los compradores pueden aprovecharse de ofertas en múltiples tiendas físicas y online, también hay ciertas cosas que deben tenerse en cuenta para evitar ser víctima de algún engaño:

  • Verificar cuáles son los precios de los artículos antes de que estén rebajados. Mucho se ha hablado de la práctica de “inflar” los precios, para luego rebajarlos y que queden igual o muy poco más baratos que antes. Si ya sabemos qué queremos comprar, lo mejor es hacer un seguimiento de los precios durante algunos días antes de la oferta para poder valorar realmente si sale a cuenta o no el descuento.
  • Ir con cuidado de no caer en las trampas de phishing. En nuestro post sobre el phishing ya te explicamos los detalles sobre este método de suplantación de identidad con el objetivo de estafar al receptor de los mensajes.  Hay que ser cauteloso con los mensajes y enlaces que llegan durante estas fechas por redes sociales, chats o mails, pues pueden contener virus que contaminen el equipo para captar datos sensibles del usuario. Igualmente hay que desconfiar de los formularios que se nos pide rellenar, porque pueden ser una excusa para apropiarse de nuestra información. También puede darse el caso de que haya páginas web que imitan el nombre y la estética de algún comercio para hacerse con los datos bancarios de los clientes, por lo que, en caso de dudas, lo mejor es verificar los detalles de la URL y el nombre de la empresa que tiene registrada la web en cuestión.
  • Verificar el precio final de los artículos. Ya sea porque no incluyen impuestos, o gastos de transporte e importación, o comisiones de pago con tarjeta, es importante ver cuál es el precio final del artículo antes de pagar.
  • Navegar en modo incógnito. Muchas páginas web instalan cookies en el ordenador y así saben cuándo hemos visto un producto para después enviarnos notificaciones o incluso en el caso de algunas compañías aéreas, mostrar un precio más alto la próxima vez que entres a verlo. Una vez tengas claro lo que quieres comprar, entra nuevamente en modo incógnito o borrando las cookies de tu navegador, y así te asegurarás que no estás pagando de más.
  • Revisar las condiciones de compra. Hay que tener en cuenta cuáles son los plazos de garantías y devoluciones, así como las condiciones que apliquen en cada caso, verificándolos antes de finalizar la transacción. Sobre todo, es importante guardar los tickets en el caso de que sea necesario hacer alguna gestión con posterioridad.
  • Verificar que las compras hechas online sean a través de páginas web identificadas como comercio seguro. Siempre es importante asegurarnos que la página web de las tiendas online tiene los debidos protocolos de seguridad, de esta manera reduciremos los riesgos de ser víctimas de fraude con nuestras tarjetas. Lee nuestro post sobre seguridad en las tarjetas para que sepas cómo reconocer un comercio seguro y recuerda siempre tener activado el código CIP de tus tarjetas.

Ahora que ya sabes más sobre esta popular jornada de descuentos y promociones, ¿qué esperas para sacar provecho de las ofertas?

Si te falta liquidez, consulta nuestras opciones de financiación, donde seguro que encuentras algún préstamo que se ajuste a tus necesidades, como el Préstamo Express, para esas situaciones en las que necesitas disponer de efectivo al momento y de la forma más ágil. Otra opción es financiar directamente tus compras en el comercio con nuestro Préstamo Fácil, para que compres de forma inmediata y sin tener que desplazarte al banco. Y si te interesa afiliar tu comercio al programa de Préstamo Fácil, rellena los datos del formulario que encontrarás en este link.

 

SUSCRÍBETE
  • No te pierdas nada

  • Todo lo que te interesa del Blog de MoraBanc en tu correo electrónico.

  • Me interesan los artículos de: