MoraBanc activa un nuevo plan estratégico para ganar 30MEUR en 2021

MoraBanc activa un nuevo plan estratégico para ganar 30MEUR en 2021

MoraBanc prevé mantener la tendencia de crecimiento del beneficio iniciada el año 2017 hasta llegar a ganar 30 millones de euros al año 2021. Este es el objetivo principal del nuevo plan estratégico que la entidad acaba de activar para los próximos tres años.

Al 2017, MoraBanc volvió a crecer en beneficios hasta los 23,5 millones de euros y el impulso generado gracias a la rápida y efectiva adaptación a la nueva realidad financiera sigue este año. Durante el primer semestre del 2018 los recursos de clientes han crecido un 6% y el volumen de préstamos un 5%. La tendencia de crecimiento se mantendrá el resto del año y con el nuevo plan estratégico se quiere potenciar durante el próximo trienio.

El director general de MoraBanc, Lluís Alsina considera que este plan estratégico “es ambicioso pero factible gracias a un rumbo muy claro y un equipo talentoso y comprometido que ya ha demostrado en los últimos años que es capaz de alcanzar los objetivos marcados. Trabajamos para crecer, especialmente dentro del mercado andorrano”. El plan se sustenta en tres pilares principales.

El primero es el crecimiento del negocio. En Andorra, mercado en el que MoraBanc mantiene su compromiso y foco de actuación principal, una nueva segmentación de los clientes, la mejora continua de la propuesta de valor, la concesión de créditos y gestión de clientes de banca privada son los ejes principales de esta línea de crecimiento.

También hay una previsión de crecimiento internacional siguiendo la línea marcada en los últimos meses. Entre enero 2017 y junio 2018, los recursos de clientes de las filiales de Zúrich y Miami han crecido un 14%, y ya representan el 30% del total de recursos del grupo.

La inversión en tecnología y la productividad son también dos ejes clave. 2017 MoraBanc redujo un 22% sus costes respecto al 2016. En los próximos años se seguirá la línea de potenciar la banca digital y simplificar procesos para ser aún más eficientes.

  

De la transformación a la consolidación del crecimiento

 En 2015 el sector de la banca en Andorra vivió uno de sus momentos más complicados con un cambio de modelo y una vez reputacional a nivel internacional. MoraBanc inició entonces un plan de transformación para adaptarse lo antes posible a la nueva realidad. Con una inversión y un esfuerzo humano importante, se apostó por la digitalización, la optimización de costes y la adaptación a las exigencias normativas con la mayor velocidad posible. Los resultados del ejercicio 2017 fueron la prueba de que era el camino correcto con un retorno al crecimiento del beneficio (3,6%) y un banco con un balance fuerte y sólido. Ahora se inicia una nueva etapa con el crecimiento constante como objetivo principal.