Diferencias entre las tarjetas de crédito y de débito

Diferencias entre las tarjetas de crédito y de débito

Las tarjetas de crédito y débito se utilizan para pagar bienes o servicios sin la necesidad de llevar encima dinero en efectivo. La principal diferencia entre ellas es la forma de pago, ya que las tarjetas de crédito están asociadas a una línea de crédito y, por lo tanto, permiten hacer operaciones con dinero prestado por la entidad, mientras que las de débito están asociadas al saldo de tu cuenta bancaria, por lo que solo podrás gastar el dinero que tengas disponible.

¿En qué se diferencian?

Cuando se hace una transacción con una tarjeta de débito, el importe del pago se carga directamente en la cuenta del titular, siendo el límite de la tarjeta una cantidad pactada previamente, o bien el dinero que haya en la cuenta, mientras que, con las tarjetas de crédito, el pago se cargará sobre la línea de crédito y no se reflejará en la cuenta hasta final de mes.

Esto es así porque la tarjeta de crédito es en realidad una financiación que el banco concede al titular (de ahí la palabra “crédito”), lo que permite no desembolsar el dinero en el momento de la compra.

En cambio, la tarjeta de débito es una especie de “monedero”: permite tener acceso inmediato al dinero que hay en la cuenta sin necesidad de retirarlo en efectivo en el banco o cajero. En este sentido, este tipo de tarjetas son bastante útiles para los gastos diarios.

Por qué elegir una tarjeta de débito

Veamos las características principales de las tarjetas de débito:

  • No es necesario contar con una línea de crédito: usar una tarjeta de débito en lugar de una de crédito es una buena forma de reducir o limitar el endeudamiento personal, ya que únicamente podrás utilizarla si dispones de suficiente saldo en tu cuenta bancaria.
  • Un mejor control de los gastos: a diferencia del dinero físico, si pagas con una tarjeta de débito podrás consultar tu extracto bancario con la relación de todos los gastos y sus correspondientes fechas, importes y nombre del comercio.

Por qué elegir una tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito ofrecen operativas que no están disponibles en el caso de las tarjetas de débito, como, por ejemplo:

  • Disposición de efectivo desde la tarjeta de crédito: de esta manera, aunque no se tenga saldo en ese momento en la cuenta corriente, se puede disponer de dinero para hacer pagos (ya sea en efectivo a través de un cajero o transfiriéndolo a la cuenta corriente mediante la banca online).
  • Aplazamiento de los pagos: a final de mes recibirás una factura en que se indicará el crédito consumido por las compras realizadas en los últimos 30 días y, según el importe, tendrás la opción de aplazar el pago en varios meses.

Límites de gasto de las tarjetas de crédito y débito

Al estar directamente relacionada con el saldo de la cuenta, la tarjeta de débito permite hacer pagos hasta el importe total disponible en la cuenta, siempre y cuando no se supere el límite mensual. En el caso de la tarjeta de crédito, la compra puede ser de hasta el total del límite de la tarjeta, que varía según lo que el banco haya autorizado financiar.

Por seguridad, la mayoría de tarjetas incorporan un límite diario de compra y otro de extracción en cajero, que dependen del tipo de tarjeta y de la entidad que la emite. En nuestro caso, por ejemplo, la tarjeta Visa MoraBanc Debit  tiene un límite diario estándar de compras de hasta 3.000 € y un reintegro en cajeros de hasta 600 € (siempre que se disponga de saldo), mientras que la Visa MoraBanc Credit dispone de un límite de crédito mensual de hasta 1.800 € y de un reintegro en cajero de hasta 1.000 €. Estos límites pueden modificarse acudiendo a la oficina para adecuarlos a las necesidades de cada cliente.

Consejos de seguridad sobre las tarjetas

A diferencia de lo que muchos usuarios piensan, usar una tarjeta de crédito o débito puede llegar a ser más seguro que llevar dinero en efectivo.

Aun así, hay ciertas acciones diarias que pueden comprometer la seguridad de las tarjetas, por lo que recomendamos seguir como mínimo los consejos siguientes:

·         Evita hacer compras en comercios no seguros: antes de comprar por internet, asegúrate de que la tienda online sea de confianza o busca símbolos de “transacción segura”, como el uso de encriptación SSL (URL que empiezan por https://). En este sentido, recomendamos no hacer compras en redes wifi públicas.

·         No facilites nunca la información de tu tarjeta por teléfono: no recomendamos facilitar ningún dato bancario por teléfono dado que ninguna institución financiera, policíaca ni comercial debe solicitar este tipo de datos por vía telefónica.

·         No hagas fotos de tus datos personales: lo más importante es mantener la seguridad, por lo que deberías evitar tomar fotografías a las tarjetas, claves u otros métodos de seguridad.

·         Utiliza un código pin adecuado: cuando elijas un pin para tu tarjeta, es muy importante evitar números fáciles de adivinar, como fechas de nacimiento, boda, etc. Asimismo, recomendamos memorizarlo y no anotarlo en ningún sitio.

·        Revisa frecuentemente los extractos y movimientos: desde la App de MoraBanc o accediendo a la Banca Digital podrás ver rápidamente los movimientos de tu tarjeta. En caso de detectar algún movimiento inusual, contacta con Telebanc llamando al +376 884 884, de lunes a viernes, de 8:45 h a 17:45 h (excepto festivos).

Si quieres ampliar esta información y estar más protegido frente a posibles fraudes te recomendamos nuestro artículo sobre consejos para evitar el fraude de las tarjetas.

Requisitos y comisiones asociados a las tarjetas

En el caso de las tarjetas de crédito, al tratarse de un crédito que el banco está facilitando al cliente, uno de los requisitos suele ser la domiciliación de la nómina como garantía de ingresos estables. Dependiendo de la entidad bancaria que emita la tarjeta, pueden solicitarse otros requerimientos y pruebas de solvencia antes de aprobar la tarjeta y su límite de crédito.

Esta operación de financiación que la entidad bancaria facilita al cliente es la razón de que las comisiones de tenencia de las tarjetas de crédito sean mayores que en el caso de las de débito, o de que existan ciertos cargos y comisiones por operativas que solo están disponibles para esta modalidad de tarjeta (como la disposición de efectivo desde la cuenta de crédito o el aplazamiento del pago).

Como puedes ver, hay muchas diferencias entre una tarjeta de crédito y una de débito.  Escoger la más conveniente para ti depende de cuáles sean tus necesidades: ¿es para llevar los gastos del día a día? ¿Es para pagar un viaje o comprar una tele nueva? ¿Necesitas más flexibilidad en la forma de pago o prefieres un control más ajustado de tus gastos?  Siempre es importante informarse bien de las características, precios y funcionalidades de cada tarjeta para poder escoger la que mejor se ajusta a tus necesidades.

Recuerda que en MoraBanc tenemos a tu disposición una amplia gama de tarjetas de crédito y débito, según cuál sea tu situación, como la Visa MoraBanc Jove, gratuita si tienes entre 18 y 30 años, y con la que MoraBanc no te cobrará comisiones por sacar dinero en ninguno de los cajeros VISA del mundo.

Además, todas nuestras tarjetas de crédito y débito te ofrecen descuentos exclusivos en establecimientos afiliados, que puedes consultar en nuestra página web.

Y si necesitas más información sobre este tema puedes ponerte en contacto con nosotros a través de Telebanc llamando al +376 884 884, en cualquiera de nuestras oficinas o rellenando el formulario de contacto que encontrarás al pie de página de nuestra web.

Print Friendly, PDF & Email
SUSCRÍBETE
  • No te pierdas nada

  • Todo lo que te interesa del Blog de MoraBanc en tu correo electrónico.

  • Me interesan los artículos de: