Una propuesta diferente para tu próxima escapada

Una propuesta diferente para tu próxima escapada

¿Tienes en mente una escapada diferente? Si bien Oporto no es una ciudad muy conocida por muchos de nosotros, es muy atractiva y te puede sorprender gratamente dado que ofrece una gran diversidad de actividades, tanto turísticas como gastronómicas. Eso sí, lo primero que debes saber de la ciudad es que está construida sobre una colina. Por lo tanto, lleva calzado todo terreno ya que deberás enfrentarte a sus subidas y bajadas.

Aquí tienes algunos de los lugares imprescindibles que debes visitar de este destino tan peculiar:

Avenida Dos Aliados

Te recomiendo que empieces tu ruta desde este punto, ya que se encuentra en la cima de la colina y es más cómodo hacerlo de arriba hacia abajo, que a la inversa. En esta plaza encontrarás la Cámara Municipal de Oporto (el ayuntamiento) que es un edificio muy particular pues recuerda a los grandes palacios del norte de Europa. Justo enfrente está la plaza da Liberdade, que es la más importante de Oporto y comunica la parte antigua con la moderna. En su centro se encuentra la estatua ecuestre del Rey Pedro IV. Si estás por la zona coincidiendo con la hora de comer o cenar, acércate al Palacio das Cardosas. Actualmente es un hotel, y puedes degustar el menú del restaurante Astoria; delicioso y a un precio muy asequible.

Estación São Bento

Al final de la avenida Dos Aliados toparás con la estación São Bento. Esta estación de ferrocarril se construyó a principios del s. IX sobre las ruinas del antiguo convento San Bento. Seguro que la encontrarás fascinante ya que mantiene la esencia tradicional que caracteriza toda la ciudad. Es de visita obligada, pues su hall está decorado con más de 20.000 azulejos que narran la historia de Portugal.

Torre de los Clérigos

Está situada en el casco antiguo de Oporto. La podrás utilizar como punto de referencia mientras paseas por la cuidad, ya que supera los 75 metros de altura. Lo que te recomendamos muy especialmente es que te aventures a subir sus 240 escalones para poder disfrutar de la magnífica panorámica de la ciudad. Esta torre fue nombrada como Monumento Nacional en 1910 y se puede visitar incluso de noche.

Librería Lello

Se la considera una de las librerías más bonitas del mundo. Toda ella está construida con mucha minuciosidad y lujo de detalles, es imprescindible entrar para observarla. Destaca su escalera de acceso a la segunda planta, una obra maestra: está llena de estanterías repletas de libros de todo tipo y en muchos idiomas. En el techo puedes observar la cristalera con el monograma de la librería “Decus in Labore” (honor al trabajo) que da mucha luminosidad. Te aconsejamos que compres previamente las entradas por internet ya que es una de las atracciones más visitadas de Oporto y las colas para comprarlas pueden llegar a ser de hasta una hora de espera. Si compras un libro te descuentan el precio de la entrada.

Rua Santa Catarina

La Rua Santa Catarina es la calle del “shopping”. Es muy pintoresca, pues está llena de vendedores ambulantes, tiendas, cafeterías y restaurantes. Aquí encontrarás el Café Magestic, famoso por su peculiar estilo elegante de los años 20. Este café era el punto de reunión de personajes ilustres de la época y fuente de inspiración de escritores. Entra, degusta cualquiera de sus pasteles o dulces acompañado de un Oporto, ¡y disfruta!

Zona de la Ribeira

Como indica su nombre, la zona a la orilla del río es la parte sur de la ciudad, que acaba con las vistas al río Duero. Lo que más destaca en esta zona son las coloridas fachadas de las casas. Es fantástico aprovechar la tarde para pasear por esta zona y disfrutar de la puesta de sol y su animado ambiente. Te recomiendo que cenes en cualquiera de los restaurantes con terraza y con vistas al Duero, donde podrás disfrutar de los platos típicos portugueses. Eso sí, si te gusta el pescado no dudes en pedirlo, la especialidad es el bacalao. Tranquilo, ¡para volver al centro de la ciudad podrás coger el funicular!

Ponte de Dom Luis I

Este puente está edificado sobre el río Duero y une la ciudad de Oporto con Vila Nova de Gaia. Con una longitud de 400 metros, es el más emblemático de toda la ciudad. Crúzalo y aprovecha para visitar alguna de las bodegas de vino que hay en Vila Nova de Gaia.

Como bien te decía al principio, estos son sólo algunos de los principales puntos de interés, pero la ciudad está llena de actividades y propuestas para que te la hagas tuya. La época ideal para poder disfrutarla como se merece es a partir de la primavera, pero te sorprenderá en cualquier época del año. Como último consejo: date un capricho y come tantos pasteis de nata como quieras, ¡merecen la pena!

SUSCRÍBETE
  • No te pierdas nada

  • Todo lo que te interesa del Blog de MoraBanc en tu correo electrónico.

  • Me interesan los artículos de: