La innovación no tiene edad: la historia de un niño y su juguete

La innovación no tiene edad: la historia de un niño y su juguete

Con tan solo 18 años, David Aguilar, el joven andorrano que se ha hecho famoso por construirse una prótesis de brazo con piezas de Lego, tiene grandes proyectos para el futuro. Este chico innovador nos comparte su historia y sus ideas en esta entrevista.

Tu primer proyecto de prótesis con piezas de Lego lo haces a los 9 años, ¿recuerdas cómo se te ocurrió convertir tu juguete en una prótesis?

Supongo que en mi subconsciente el gran proyecto de mi vida ha sido tener un brazo y siempre he soñado y querido verme con él al igual que todos los otros chicos. Desde muy pequeño, Lego ha sido mi refugio y una gran pasión que crecía día a día mientras jugaba en mi habitación. Cuando lo empecé a construir mi idea era montar un barco. En el momento en que levanté lo que debía ser el casco del barco y lo acerqué a mi “mano pequeña”, se me ocurrió envolver todo el brazo con las piezas y materializar mis deseos. Fue entonces cuando juntando un alambre y las piezas de un robot Bionicle, desarrollé mi primera prótesis móvil con las piezas de Lego.

¿Piensas seguir perfeccionando el modelo actual?

Sí, un amigo de la familia me acaba de regalar la última grúa excavadora que Lego ha comercializado. Tiene 4.000 piezas y me va a permitir realizar una prótesis mucho más compleja y elaborada.

En unos pocos meses te has convertido en toda una celebridad: te hemos visto en diarios, telediarios, charlas escolares y programas de televisión. ¿Qué te hace sentir esta repercusión mediática? ¿Cómo ha cambiado tu vida?

La verdad es que es muy emocionante y abrumador. La lectura no puede ser más positiva por todo lo bueno que me está aportando. En el colegio Sant Ermengol de Andorra he crecido rodeado de los mismos compañeros y profesores que hoy en día comparten esta historia muy emocionados por verme feliz. Gracias a ellos y a mi familia soy lo que soy y forman parte importante de lo que está sucediendo.

Varias universidades se han interesado por mi idea. En concreto, en la UIC de Barcelona me han dado un “Reconocimiento a la innovación en 2018” que me ha permitido obtener una beca para cursar Bioingeniería.

¿A qué quieres dedicarte en el futuro?

Tengo claro que quiero ayudar a la gente a través de la Bioingeniería. No puede haber otra carrera mejor para realizar y culminar mi sueño utilizando los materiales y tecnología más avanzados.
La bioingeniería es una fusión de la biomecánica y la ingeniería, y el desarrollo y aplicación de estas competencias junto con los últimos avances en esta materia, me darán los conocimientos necesarios para cumplir mi sueño.

¿Te ha contactado alguna empresa especializada para aprovechar tu modelo? ¿Lo tienes registrado?

No, no han contactado conmigo. Supongo que todo el mundo es consciente que no deja de ser la transformación de un juguete con sus limitaciones, aunque ha atraído a las revistas más especializadas e importantes en bioingeniería y biomedicina, que han sacado mi historia en diversas publicaciones digitales. La primera prótesis era un helicóptero y la segunda, un avión. El reto era no utilizar ninguna otra pieza más que las que tenía en origen y lo conseguí en los dos casos.

El proceso de registro no es fácil ni barato, y no lo he patentado. Estoy concentrado en mis estudios y es lo que más me importa en estos momentos.

Hemos visto que en otros lugares del mundo hay iniciativas que incorporan proyectos similares al tuyo, incluso hay un veterinario en Reino Unido que le hizo una prótesis también con legos a una tortuga. ¿Conoces estas historias? ¿Te has puesto en contacto con alguno de ellos o te interesaría participar en alguno de estos proyectos?

Si, conocía esta historia. Como gran fan de Lego siempre he buscado información en internet. YouTube y Google son la herramienta perfecta para indagar por los rincones más inhóspitos del mundo sobre las historias más inverosímiles y emocionantes.

Han contactado conmigo diversas First Lego League de España, que han querido invitarme a asistir a sus eventos como ejemplo de superación e innovación. Para una de ellas hice un vídeo que retransmitieron en la apertura de la competición. Es muy grande que te digan que eres el héroe de muchos niños, hace poco me han explicado que un niño de 5º de básica de un colegio de Barcelona quiere ser ingeniero en robótica para ser como el chico del brazo de Lego.

El próximo 24 de mayo me han invitado a una de las convenciones tecnológicas más importantes del mundo que se celebra en París, llamada Vivatechnology. Una de las temáticas de las que se hablará, es lo que ellos llaman “el ser humano aumentado”. Se refiere al binomio entre hombre y tecnología incorporada y consideran que soy un ejemplo por mi capacidad de superación y adaptación.

La tecnología ha sido una parte importantísima en la difusión de tu historia, pues toda esta repercusión surge cuando tu padre comparte un vídeo de tu prótesis en YouTube. ¿Qué piensas de las capacidades de comunicación y proyección que nos ofrecen hoy las tecnologías y las redes sociales?

La tecnología es una de las grandes pasiones de mi vida. Desde pequeño me he sentido muy atraído ya que mi padre ha sido un gran usuario de las nuevas tecnologías. Como todos los chicos de mi generación, hemos crecido en la era de la revolución digital con los beneficios que ello conlleva.

Vivimos en la era de la inmediatez, de la comunicación global que ayuda a tener más conocimiento del entorno más lejano en aras de acercarnos más a nuestros congéneres.
La difusión de mi historia ha cruzado fronteras y las redes sociales han jugado un papel muy importante en toda esta mediatización, pero sí es cierto que el inicio de todo ello ha sido algo más tradicional y simple que nunca dejará de existir, “las relaciones humanas”.

Como joven innovador que eres, ¿qué opinas de nuestra iniciativa MoraBanc Digital?

Todo pasa por un proceso de modernización y adaptación al medio, como he tenido que hacer yo en mi vida. Los bancos como otros sectores, tienen que invertir en mejorar la calidad del servicio y la experiencia de sus clientes. Hoy, los usuarios de banca estamos mucho más informados y somos mucho más exigentes.

Yo soy cliente de MoraBanc de toda la vida, ya que mi padre trabaja en el banco. Uso la app a diario para controlar los gastos de mi tarjeta y seguir el saldo de mi cuenta. He ganado ya mi primer dinero haciendo alguna conferencia en colegios, y con MoraBanc Digital gestiono mis ingresos de manera cómoda y sencilla. Es intuitiva, práctica y sobre todo segura y eso es lo que valora más cualquier usuario. Se nota que en MoraBanc hay un interés real por superarse, porque de forma constante surgen nuevas funcionalidades y mejoras que pretenden, al fin y al cabo, dar más satisfacción a los clientes. Creo que estamos en una nueva era de la revolución digital, en la que sobrevivirán aquellas organizaciones que tengan la capacidad de adaptarse a unas nuevas reglas del juego.

¿Tienes algún consejo para personas que tengan un proyecto innovador o una idea que quieran llevar a cabo?

Sobre todo, creer en tu idea. Luego pasar a la acción y desarrollarla. Comunicar la idea a través de redes sociales me ha ayudado a confiar más en mis posibilidades. Discutir la idea con familiares y amigos me ha permitido consolidarla y poder pensar más allá: un mundo mejor donde ayudemos con ideas creativas a que las personas podamos lograr nuestros objetivos más fácilmente.

SUSCRÍBETE
  • No te pierdas nada

  • Todo lo que te interesa del Blog de MoraBanc en tu correo electrónico.

  • Me interesan los artículos de: