Escápate a Viena

Escápate a Viena

¿Tienes un fin de semana largo y estás dudando qué destino elegir? Te propongo la capital de Austria: Viena.

Viena es un destino que seguro te sorprenderá. Toda ella en sí está repleta de historia. Es una ciudad imperial que disfrutarás mucho visitando.

Para recorrer los principales puntos de interés con 3 días tienes suficiente, pero quizás te quedarás con ganas de más, porque es una ciudad con muchas posibilidades.

Estos son los sitios indispensables para visitar si dispones de un fin de semana largo:

Plaza de María Theresien

En esta gran plaza encontrarás una enorme estatua en honor a la emperatriz María Teresa I de Austria, quien reinó entre 1740 y 1780. Fue la primera y única mujer que gobernó los dominios de gran parte de Europa Central. No dejes de disfrutar de los jardines que rodean esta fantástica plaza bordeada por edificios centenarios, actualmente museos en su mayoría. Se encuentra en el epicentro del Ringstrase, bulevar creado en el derrumbe de las murallas de la ciudad que alberga gran cantidad de edificios emblemáticos como el Parlamento o el espléndido Ayuntamiento gótico.

Ópera Estatal de Viena

Otro escenario imprescindible es la magnífica y única ópera de Viena, considerada una de las compañías más importantes del mundo. Durante la II Guerra Mundial este edificio sufrió bombardeos y posteriormente un incendio que provocó que se perdiera su sala de espectáculos original. Sin embargo, las obras de reconstrucción comenzaron inmediatamente y se hizo manteniendo un diseño más acorde a la época (1945) y toda en madera para conservar la brillante acústica inicial.

Lo mejor es contratar la visita guiada, pues así se puede disfrutar de todos sus rincones y secretos (9 euros). Si visitas la ópera entre los meses de septiembre a junio ​​es una buena idea ir dos horas antes de la función; si tienes suerte, podrás adquirir entradas de pie a 4 euros. La filarmónica de Viena en directo no tiene desperdicio, sin duda será una de las mayores experiencias que recordarás para siempre.

Si al finalizar esta visita te entra hambre, sólo cruzando la calle podrás entrar en el famosísimo hotel Sacher, fundado en 1876 por la familia Sacher, para degustar su famosa tarta: bollo de chocolate con mermelada de albaricoque recubierta toda ella de más chocolate, ¡ñam!

Palacio de Schönbrunn

Es del todo obligatorio pasearse por todo este recinto, no te puedes perder ninguna de sus partes y mucho menos sus jardines, una auténtica delicia para la vista.

Este Palacio fue la residencia de verano de la familia Habsburgo. Su interior consta de 1441 estancias de las cuales 45 se pueden visitar. Cada una de estas salas tiene su propio estilo y decoración, es una auténtica maravilla contemplar todas ellas.

Aquí también vivieron los emperadores más famosos de Austria: Francisco José I e Isabel de Baviera, más conocida como “Sisi”. La visita guiada a este palacio explica la vida cotidiana y costumbres de este matrimonio.

Este extraordinario Palau fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996. También es conocido como el “Versalles” de Viena.

Palacio Imperial de Hofburg

El Palacio Imperial de Hofburg se puede considerar el principal de todos los edificios de Viena por su magnificencia. Hoy en día es la residencia oficial del Presidente de la República de Austria.

Cabe destacar que en este edificio se encuentran varios espacios de cultura: la Escuela Española de Equitación, la Biblioteca Nacional de Austria y el museo de la emperatriz “Sisi”, entre otros

Pero en el mismo complejo también se encuentran los apartamentos imperiales de invierno. Este majestuoso edificio era la residencia de invierno de los emperadores. Vale mucho la pena también esta visita, te dejará boquiabierto toda su arquitectura.

Si puedes, contrata el ticket Sisi (29 euros) que incluye las visitas completas del Palau Scönbrunn, Hofburg y el museo Sisi.

Biblioteca Nacional de Austria

Si eres un amante de las bibliotecas te puedo asegurar que esta te fascinará; es del todo inimitable e inolvidable.

Esta biblioteca es poseedora de casi 8 millones de documentos. Podrás encontrar papiros, manuscritos, libros muy antiguos (escritos en latín), mapas y antiguas hipótesis del sistema solar, partituras de música y globos terráqueos entre otros.

¡Todo un espectáculo de cultura!

Palacio de Belvedere

Este palacio fue la residencia del Príncipe Eugenio de Saboya y se construyó entre el 1714 y 1723. Este conjunto de estilo barroco acoge hoy en día la Galería Austriaca donde se destaca, como obra estrella, “El beso” de Gustav Klimt. Ya sólo por contemplar esta obra es del todo aconsejable acercarse.

Muy recomendable acudir con tiempo, pues vale la pena contemplar los magistrales jardines que unen los dos edificios; Belvedere Alto y Belvedere Bajo.

También es muy importante históricamente este Palau, pues en mayo de 1955 se firmó aquí el tratado de independencia de Austria tras la II Guerra Mundial.

Estos son algunos de los principales puntos de interés, pero la ciudad está llena de muchas actividades y propuestas. La época ideal para poder disfrutar como se merece es a partir de la primavera, pero te sorprenderá en cualquier época del año. Una apuesta segura de la que volverás deslumbrado.

SUSCRÍBETE
  • No te pierdas nada

  • Todo lo que te interesa del Blog de MoraBanc en tu correo electrónico.

  • Me interesan los artículos de: